Soluciones Propamsa

Cómo reparar hormigón armado

El hormigón armado desempeña un papel muy importante en nuestra vida cotidiana, por encontrarse presente en la mayoría de las estructuras de edificación y obra civil. Sin embargo, a pesar de su buen comportamiento en servicio, su durabilidad se ve comprometida por diferentes patologías que pueden afectarle.

La más común y frecuente es la carbonatación, proceso químico debido al cuál, el hormigón pierde la capacidad de proteger las armaduras frente a la corrosión. La carbonatación avanza como un frente en el hormigón y cuando alcanza a la armadura, en presencia de humedad, comienza la corrosión.

Las armaduras, al oxidarse, aumentan de volumen produciendo tensiones internas en el hormigón que se traducen en desprendimientos o desconches, que a la larga pueden debilitar la estructura.

La corrosión de la armadura se puede originar también por la acción de cloruros, sulfatos,…; es lo que se conoce como corrosión por picado (se produce en determinados puntos de la armadura, de manera discontinua).

Productos relacionados

Solución

La reparación de un hormigón consiste en realizar cuatro operaciones básicas:

Saneado del soporte. Eliminar mecánicamente el hormigón deteriorado hasta llegar a un soporte que además de tener un pH superior a 9,5, tenga un porcentaje de cloruros inferior al mínimo exigido.

Protección de la armadura. Debe quedar al descubierto la armadura en toda la superficie en que se presente oxidada. Limpiar la capa de óxido de la armadura con uncepillo o chorreo de arena y a continuación aplicar sobre la misma BETOPRIM EPOXI como imprimación protectora contra la corrosión.

Relleno. Utilizar el mortero de reparación PROPAM® REPAR 40 para realizar la reparación. Siempre se deben recubrir totalmente las armaduras descubiertas y rellenar totalmente todas las cavidades, evitando la formación de oquedades internas. Aplicar previamente el puente de unión BETOPOX® 93 sobre la superficie del hormigón a reparar. Recubrir con PROPAM® REPAR 5 para obtener un acabado superficial más liso y fino.

Protección de la superficie final. La manera más sencilla de proteger el hormigón frente a la carbonatación, cloruros y la agresividad química ambiental se logra mediante un revestimiento continuo a base de mortero monocapa de la gama REVAT®, o tipo acrílico (BETOPAINTREVAT® FILMREVAT® PLAS).

Recomendaciones

  • El soporte de hormigón debe ser siempre firme (resistencia a tracción mínima de 1 N/mm2) limpio, exento de lechadas de cemento, aceites, grasas, restos de desencofrantes, pinturas antiguas, etc.
  • La reparación del hormigón puede realizarse también con el producto PROPAM® REPAR TECHNO, no siendo necesario en ese caso aplicar la imprimación pasivadora de la armadura ni el puente de unión con el hormigón.
  • Si se emplea BETOPOX® 93 como puente de unión, PROPAM® REPAR 40 debe aplicarse mientras el puente de unión esté fresco, esto es, antes de transcurridas 4 horas desde su aplicación.
  • Para reparaciones cosméticas de pequeño espesor, utilizar PROPAM® REPAR 5. No es necesario aplicar BETOPOX® 93 en este tipo de reparaciones.
  • El curado de PROPAM® REPAR 40PROPAM® REPAR TECHNO o PROPAM® REPAR 5 es imprescindible durante al menos 24 horas siguientes a la aplicación, para asegurar que el producto alcance las propiedades previstas.
  • Utilizar la imprimación PROPAM® FIX para aplicar morteros monocapa de la gama REVAT® sobre la superficie de hormigón.

Soluciones por categoría

Suscríbete

Únete a miles de profesionales y no te pierdas lo último en materiales, técnicas de construcción y formaciones.

Redes sociales

Otras soluciones en Reparación y protección del hormigón

otras soluciones destacadas

Morteros técnicos

Cómo realizar una barbacoa

La realización de barbacoas, chimeneas, hornos, etc.., precisa de la utilización de materiales específicos que soporten las extremas condiciones a las que van a estar sometidos (altas temperaturas, dilataciones y contracciones, etc...). La solución consiste en utilizar PROPAM® REFRACTARIO, mortero refractario que por sus características técnicas es adecuado para revestir paredes y realizar juntas que estén sometidas bajo ambientes de contacto con fuego o temperaturas elevadas. Los cambios bruscos de temperatura que se producen al encender barbacoas, chimeneas, hornos, etc., producen dilataciones. Al apagar las instalaciones se producen movimientos de contracción en los materiales...

Seguir leyendo

Morteros técnicos

Realizar un muro con bloque de vidrio

El bloque de vidrio es un material muy útil tanto en construcción como en decoración e interiorismo, ya que se puede utilizar para separar ambientes, duchas, muros exteriores, etc., o simplemente con funciones decorativas. Para su instalación en obra es preciso utilizar PROPAM® GLAS, es decir un mortero de montaje que, por sus características técnicas, permite realizar la fijación del bloque de vidrio y el rejuntado, tanto en interior como en exterior. Está formado por dos piezas de vidrio moldeado, que se sueldan a muy elevada temperatura, para crear una cámara de aire al vacío entre ambas piezas. Dicha cámara de aire le confiere la capacidad de...

Seguir leyendo

Morteros técnicos

Cómo realizar fijaciones rápidas en albañilería

La realización de trabajos de albañilería como aristados, pequeños anclajes, colocación de marcos de puertas y ventanas, fijación de garras, sanitarios, bisagras... requiere utilizar morteros gran rapidez de endurecimiento, capaces de proporcionar resistencias mecánicas muy elevadas en pocos minutos. La solución es utilizar PROPAM® CEM RAPID, es decir, un mortero formulado a base de cementos de altas resistencias y aditivos especiales de rápido fraguado y endurecimiento. Productos relacionados PROPAM® REPAR 20RPROPAM® PRONTO Solución PREPARACIÓN DEL SOPORTE El soporte debe estar firme (resistencia a tracción mínima de 1N/mm2), rugoso y libre de aceites, restos de pinturas antiguas, desencofrantes,...

Seguir leyendo

Sistemas de impermeabilización

Cómo colocar lana de vidrio en la cámara de un cerramiento

La necesidad de conseguir aislamientos térmicos eficaces y aún más desde la puesta en vigor hace unos años del CTE, ha llevado al sector de la construcción, a desarrollar materiales como la lana de vidrio, para su utilización como aislante térmico y absorbente acústico en muros de cerramiento de edificios tanto residenciales y comerciales como industriales y de servicios. La solución consiste en utilizar PROPAM® MUROS, es decir, un mortero hidráulico que actúa de recubrimiento adhesivo impermeablizante. Especialmente indicado para la instalación de este tipo de paneles. Para su correcta colocación es necesario utilizar un mortero que además permita impermeabilizar al cerramiento...

Seguir leyendo

¿Ya recibes nuestra Newsletter?