Colocación de gres porcelánico

El gres porcelánico es una baldosa cerámica de muy baja absorción de agua, prensada en seco, con una amplia gama de coloraciones y sometida a una única cocción.

Debido a sus excepcionales características de dureza y resistencia, se utiliza tanto en pavimentos como en revestimientos, desde la clásica colocación en baños y cocinas hasta las más comprometidas colocaciones en fachadas y pavimentos con alto tránsito.

Para realizar su correcta sujeción al soporte es necesario emplear un mortero cola de ligantes mixtos, esto es, que además de cemento, contenga resina y que proporcione la adecuada adherencia química.

Preparación del soporte

Comprobar que el soporte sea resistente, esté perfectamente fraguado, limpio de polvo, pintura, aceite?

Humedecer el soporte en caso de estar expuesto al sol y/o ser muy absorbente.

Comprobar la planeidad del soporte con una regla de 2 metros de longitud; las diferencias deben de ser inferiores a 5 mm.

Aplicación

Amasar con un batidor eléctrico lento (500 rpm), dejar reposar durante 5 minutos.

Extender VAT PORCELÁNICO o PAM PORCEL COMPACT sobre el soporte mediante llana dentada. Realizar doble encolado cuando el formato de la pieza sea superior a 900 cm2 en alicatados ó 2000 cm2 en el caso de pavimentos.

Presionar las baldosas para conseguir un correcto macizado de todas las piezas evitando de esta forma la existencia de huecos entre baldosa y soporte.

Dejar una anchura mínima de junta de 2 mm en interiores y 5 mm en exteriores; rejuntar transcurridas 24 horas con la gama de morteros para juntas BORADA® de PROPAMSA.

Recomendaciones

No aplicar en condiciones de lluvia, ni con temperaturas < 5ºC ó >30ºC

En soportes poco absorbentes, abrir el poro con agua y ácido clorhídrico (salfumán) al 50%.

Para colocación en fachadas utilizar PAM SUPERFLEX COMPACT, PAM FLEX o VAT FLEXIBLE.

Para gruesos superiores a 1 cm utilizar VAT PORCELMAX.

Para puestas en servicio rápido, utilizar PAM PLEX RAPID.